Qué no puede fallar nunca en una estrategia de marketing de contenidos

No hay opción alguna de conseguir el éxito a través de una campaña de SEO si esta no va acompañada de una gran estrategia de marketing de contenidos. En función del tipo necesidades de cada portal, del sector en el que se encuentre y del radio de acción estos podrán varias los detalles de la campaña, sin embargo, hay ciertos elementos comunes que deben estar presentes en toda estrategia de contenidos que se precie. Vamos a repasarlos:

Branding de contenidos. Habitualmente los redactores de contenidos trabajan como freelance. Eso implica que se escriba desde la lejanía, por lo que es importante remarcar cuáles son los valores de la marca y cuál es la línea editorial que se quiere marcar con cada post. De la misma manera, es importante dejar por escrito no sólo la forma, sino también qué se quiere y qué no, además del tono, el lenguaje y la extensión. De la misma forma es interesante que una persona lleve el control sobre el trabajo entregado y corrija, sobre todo al principio, si se están realizando las labores como se les ha pedido.

Investigación del entorno. Es muy importante que los redactores de contenidos tengan acceso a la información no sólo del entorno del sector y de la competencia, sino también de qué funciona mejor de este trabajo… y del que realizan también sus compañeros con el fin de atinar al máximo en cada redacción. Investigar qué funciona mejor, qué lo está ‘petando’ en la red, qué entrevistas podrían resultar interesantes o qué contenido es más apropiado y cuál menos ayudarán a construir contenidos de calidad. No hay web sin contenido y los usuarios son cada vez más exigentes con qué se encuentran en un portal reclamando información de máxima utilidad para ellos, lo que implica un largo tiempo de investigación previa a cada publicación.

Así pues, podemos preguntarnos qué aporta nuestro post al entorno de nuestro target, cómo podemos enlazarlo con la marca a la que trabajamos poniendo el acento en aquello que puede resultar interés para ellos y nosotros ofrecemos y también qué tipo de contenidos suponen un mejor feedback a nivel de interacciones con el texto… y en cuanto a conversión en compras se refiere.

Calendario de trabajo. Una vez se sabe qué es lo que tiene que hacer cada redactar de marketing de contenidos, repartiendo temas, portales, tareas, etc. es imprescindible que se conozca el calendario de trabajo acorde a la estrategia marcada en un inicio. De esta manera es más fácil coordinar equipos, horarios y departamentos involucrados en la expansión de mensajes desde nuestro site.

En resumen, el contenido de una web no es ni relleno ni una manera de captar visitas y posibles clientes. Es mucho más que eso. Es lo que la marca quiere transmitir como su alma y su carta de presentación ante posibles clientes o inversores. Es por eso que este capítulo merece una especial atención y mimo por parte de los departamentos de comunicación y marketing. De lo contrario, todo el trabajo que estos puedan realizar por su lado podría acabar en saco roto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *