Guía para los padres sobre el uso de los menores en las redes sociales

La manera de comunicarse, jugar, informarse y en definitiva vivir ha cambiado para siempre. Para darse cuenta de ello sólo hay que echar un vistazo a los infantes de nuestro entorno y ver cómo su inmersión, como nativos digitales, al nuevo mundo 2.0 es tan total como irreversible.

Algo que no debe ser malo ‘per se’ si conseguimos que los pequeños gocen de una vida plena y feliz más allá de los dispositivos electrónicos.

Sea como fuere, vamos a analizar los interesantes detalles que se desprenden del último informe sobre el acceso y uso de las redes sociales de los menores realizado por Net Children Go Online, de la Universidad del País Vasco para Red.es.

Así usan las redes sociales los más pequeños

Un informe en el que se ha dividido a los menores en dos grupos, uno primero teniendo en cuenta a aquellos con edades comprendidas entre los 9 y los 12 años y un segundo, algo más mayor, en el que encontramos a menores de entre 13 y 16 años.

Al preguntar sobre la manera en la que estos reproducen música en su día a día, mientras que el grupo más joven lo hacía en un 42 por ciento, el más mayor lo hacía en un 71 por ciento.

Cifras muy similares a las que encontramos si el tema en cuestión es la reproducción de videoclips, que se eleva hasta el 44 por ciento en los más pequeños y que se sitúa en el 68 por ciento en el grupo ‘más mayor’.

Si se trata de darse un paseo por las redes sociales y ojear distintos perfiles, mientras que los menores de entre 9 y 10 años sólo reconocieron hacerlo 2 de cada 10 casos, los que se encuadran en el grupo entre 13 y 16 años lo hacen en un 55 por ciento.

Si hay unos datos que llaman la atención por su nivel de penetración, esos son los que hacen referencia al uso de WhatsApp y aplicaciones móviles similares. Y es que mientras que el 70 por ciento de los más pequeños reconoce recurrir a ellos para comunicarse con sus amigos, en el grupo más mayor el porcentaje asciende al 94 por ciento.

A la hora de buscar información, como se preveía, las distancias se agradan, siendo de tan solo el 27 por ciento en el primer grupo y del 42 en el segundo.

Ya centrados en las tareas escolares, y a pesar de lo que pudiera parecer, las redes sociales no ocupan un lugar preferencial siendo el uso del 27 por ciento en los niños de entre 9 y 12 años y del 42 por ciento en los niños de entre 13 y 16 años.

Por último, si se trata de subir fotos, música y/o vídeos, vemos como la distancia entre los dos grupos analizados se dispara situándose en el 14 por ciento y en el 42 por ciento, respectivamente.

Sea como fuere, la penetración de las distintas redes sociales en los más jóvenes, dicen los datos, no deja de aumentar. El quid de la cuestión parece estar pues en el buen o mal uso que se hace de ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *