5 errores habituales que cometemos a la hora de subir un post a las redes sociales

Las redes sociales son una de las mejores herramientas que existen para realizar campañas de marketing. Como la mayoría saben, estar en ellas y subir la información institucional no es suficiente. En medio de la avalancha de mensajes con los que tenemos que lidiar hay que encontrar la manera de sobresalir y hacerlo, claro está, evitando caer en los errores que más se repiten a la hora de postear.

Los 5 errores más típicos que se producen a la hora de postear en las redes

Echar mano a los bancos de imágenes: Da lo mismo si sueles trabajar con banco de imágenes libres de derechos de autor, si pagas por ellas o si son propias. Es importantísimo no recurrir a las imágenes a las que todos recurren ni repetir en el uso de las mismas cada poco tiempo. Este tipo de actuaciones generan rechazo en unos usuarios que, en un solo golpe de vista, creen estar ante contenido con fines promocionales.

Abusar de los hashtags: A diferencia de lo que muchos piensan, es decir, que es mejor cuanto más azúcar, más dulce, colocando un buen puñado de hashtags cada vez que publican en las redes sociales en busca de un mayor público está demostrado que no es así. Los usuarios se muestran reacios a interactuar con aquellos mensajes que incluyen muchas etiquetas porque, de nuevo, les ayuda a descifrar que se encuentran ante un ‘clickbait’ de libro. Si es así, estamos perdidos.

Dar tu opinión personal:
Muchos de los responsables de los Social Media olvidan que, sea cual sea la temática de la que escriban en su post o se discuta en su muro, es muy posible que tengan clientes que ocupen todo el espectro ideológico posible. De ahí que la recomendación para no cerrarse las puertas a todas las posibilidades de ingresos existentes lo recomendable sea no verter opiniones personales a través ni de la cuenta de empresa… ni la personal si se te reconoce como responsable de alguna marca con intereses en las redes.

Faltas de ortografía: Aunque no lo crean está lleno de profesionales, marcas y medios que, por desconocimiento o por falta de dedicación, postean contenidos con faltas de ortografía tanto en los titulares como en la información interior. De ahí que se antoja imprescindible contar con profesionales para el marketing de contenido, cada vez en mayor medida. No hay nada que genere más desapego y dudas sobre la credibilidad de las fuentes que un texto mal escrito. No son pocos los estudios que así lo corroboran.

Postear contenido irrelevante: Lo venimos contando desde tiempos inmemoriales. No hay nada que penalice más el posicionamiento en internet que aquel contenido tomado de otra fuente o que no interesa a nuestro nicho. Dicho de otra manera, si un cliente o futuro cliente nuestro quiere informarse sobre algún hecho noticioso más allá de nuestro negocio lo hará en la prensa tradicional. Si no somos una voz autorizada o contamos con nuevas o mejores fuentes, mejor escribamos y posteemos sobre aquello que controlamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *