Tipos de Community Manager

Una de las profesiones que más está proliferando a la estela del boom que se están produciendo en las redes sociales, que cada vez cuentan con más usuarios en todo el mundo, es la de gestor de las redes sociales o Community Manager.

No obstante, y aunque a menudo el Social Media Manager se convierte en un ‘hombre orquesta’ capaz de realizar un sinfín de funciones entre las que, a menudo, se encuentran algunas que no deberían recaer sobre sus tareas, lo cierto es que existen distintos tipos de gestores de las RRSS. Vamos a verlos.

Diferentes tipos de Community Manager

Community Manager estratégico: Esta persona es la encargada de gestionar toda la estrategia en las redes sociales. Dicho de otra manera, es la encargada de producir ideas, crear un plan de actuación, generar contenido, estructurar un mensaje, evaluar cómo se está desarrollando el trabajo en las plataformas sociales y tomar decisiones sobre la implementación de nuevas estrategias de común acuerdo con las instancias mayores.

Community Manager de activación
: Aquel profesional encargado de idear, organizar e implementar distintas actividades que se producirán en las redes sociales. A menudo estas implican también un trabajo creativo encaminado a mejorar la imagen de la firma para la que trabaja.

Community Manager operativo
: Está vinculado a las estrategias del equipo de marketing. A menudo están vinculados a agencias más potentes y para grandes marcas.

Community Manager ejecutor: Es el encargado de ejecutar las acciones acordadas por la zona noble de una empresa y hacer servir la partida destinada a este asunto encaminándola a los objetivos planteados por las altas instancias de la empresa.

Community Manager analista:
Es aquel que analiza al detalle todo lo que ocurre en las diferentes redes sociales tomando datos para adaptar una determinada comunicación a las particulares especificidades de cada una de estas redes en las que una marca está presente.

Community manager de branding
: Su labor consiste en trabajar en el desarrollo y/o la mejora de la imagen de marca de una empresa. Su fin último es transmitir los valores, gustos y afinidades asociados a una marca en los distintos perfiles en las redes sociales con la intención de hacer ‘comunidad’ y mejorar así el nombre de la marca en cuestión.

Como ven, los tipos de Community Manager son distintos en función de las necesidades de cada proyecto y la grandeza de la estrategia de empresa no sirviendo una misma persona para hacer todo lo que tenga que ver con el trabajo en las plataformas sociales.

Una labora que, según indican datos como los ofrecidos recientemente por 4 Insights, que hablan de una inversión superior a los 130 millones de euros en estas prácticas, dejan a las claras que, por fin, y definitivamente, las empresas están decididas a hacer uso de un arma tan potente para hacerse oír como lo son las redes sociales. Sin duda, un nicho de mercado laboral al alza que por ahora todavía no quiere ver cuál es su límite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *