Las estrategias SEO que dejarán de servir en 2018

El SEO evoluciona a velocidad de vértigo. De ahí que todos los profesionales del posicionamiento web deban estar más al día que nadie en los que a actualizaciones de algoritmos de los buscadores se refiere.

Ateniendo a las últimas publicaciones de los principales tótems del SEO a nivel mundial parece que 2018 va a ser un año de principios y finales de muchos de los conceptos que van a marcar el mundo del posicionamiento en el próximo lustro.

Vamos pues a ver cómo se presentan algunos de los asuntos básicos del SEO, cómo los veíamos hasta ahora, cómo van a ir cambiando y cuáles son los puntos clave para lograr, en definitiva, mejorar nuestro posicionamientos en los buscadores y, claro está, el número de usuarios que acceden a nuestro portal web.

Lo que sabes y no te valdrá de SEO en 2018


Backlinks
: Aunque ya hace tiempo que sabemos que lo importante no es la cantidad, sino la calidad, lo que parece que va tenemos que tener cada vez más claro es que una manera de aglutinar cantidad hacia nuestra marca es dirigirlos a nuestras cuentas oficiales en las redes sociales. Para ello podremos utilizar herramientas como StumbleUpon o Digg para generar más tráfico. Enfocar cientos de links hacia nuestro portal, puede ser un error fatal.

Ranking de página: Hasta ahora muchos trabajaban obcecados en conseguir llegar a lo más alto en los buscadores, al precio que fuera. Si este es el único fin en 2018 caeremos en picado. Es por eso que se recomienda establecer una serie de estrategias con el fin de llegar, poco a poco, a nuestro mejor ranking orgánico. Lo contrario es pan para hoy y hambre para mañana.

Valor del contenido:
Cada vez son más los que sabedores de la necesidad de contar con contenido original ofrecen a modo de subasta la publicación de post sobre determinados temas a estudiantes o personal poco cualificado. Precarizar el valor del contenido tiene consecuencias sobre la calidad… y sobre el posicionamiento web.

Contenido duplicado:
Desde el primer día sabemos que todo aquel contenido no original publicado es contraproducente. Pues bien, ya no solo va a valer con redactar palabras que nadie más ha redactado sino agregar valor añadido en las publicaciones. Los caminos para conseguirlo son muchos, pero los atajos no existen.

Complejidad del código: Herramientas como PageSpeed Insights de Google son cada vez más importantes para conocer cuál es el tiempo de carga de nuestra web y mejorarlo. Los últimos estudios dicen que aquellos usuarios de internet que esperan más de dos segundos de media se pierden en un porcentaje alarmante.

Estrategia de conversión:
En el fondo, más allá de lo que pueda hacer un buen SEO, un buen redactor de contenidos o un buen programador tiene poco que hacer si no somos capaces de elaborar una buena estrategia de conversión. Un asunto en el que aquello que se ofrece, el precio, el valor agregado, la facilidad para captar nuevos clientes y el esfuerzo en fidelizarlos tiene un papel determinante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *