Cuáles son los errores más comunes que cometen los nuevos bloggers

Los blogs se multiplican en internet. Los hay de tantos tipos y temáticas como posibilidades. Lo mismo sucede con el éxito de cada uno de ellos. Los hay con muchísimo y otros que apenas acumulan las visitas de su autor. Generalmente el éxito lo marcan los conocimientos del autor sobre el tema del que escribe, la capacidad para transmitir de este y la llegar a su potencial audiencia, más allá de las labores de marketing para darse a conocer que deben realizarse en paralelo.

Sea como fuere, en el camino se quedan grandes ideas por culpa de cometer errores que habitualmente se asocian a los bloggers novatos… pero que también se repiten una y otra vez en otros con varios proyectos previos a sus espaldas. Vamos a repasarlos para evitar que tú también caigas en ellos.

Escribir sin conocimiento o experiencia

Sólo debes abrir un blog si vas a ser capaz de dotar de contenidos interesantes, que aportan información desconocida para el gran público y que tienen como valor añadido la experiencia personal en un campo de manera dilatada en el tiempo. Si no tienes un conocimiento vasto sobre algo o lo que puedes aportar puede contarse en cuatro entradas, el proyecto estará destinado al fracaso.

Inconstancia

Cualquier blog que se precia goza de una regularidad en sus publicaciones. Da igual si se trata de cuatro post al día, de uno diario o de uno semanal. La falta de constancia o de contenidos durante varios días hacen que se pierda fidelización y por lo tanto se aboque al ostracismo a nuestro proyecto.

Obsesionarse con la competencia

Es muy probable que, en algún momento, pienses que ‘la competencia’ está haciendo las cosas mejor que tú, que poseen más fuentes, le dedican más horas y se venden mejor en las plataformas sociales. Si tu contenido es bueno y sabes manejarte en el heterogéneo mundo de internet y sus tentáculos, aunque no le dediques tu vida a ello, acabarás encontrando tu nicho.

Redacción compleja

Independientemente de cuál sea tu público tu redacción debe ser comprensible para la gran mayoría de la gente. Si vas a recurrir a terminología que quiere de una explicación, debes hacerlo. De la misma manera, si un tema de actualidad exige un repaso a ‘de dónde venimos’, con causas y consecuencias, se darán. Por último, hay que evitar ser barroco y rimbombante en la redacción. Puede llevarnos al fracaso.

Ser distante

Está demostrado que los mejores blogs -los de más éxito- son aquellos que logran que los lectores se identifiquen con los autores, de una u otra manera. Para ello deberemos recurrir a guiños en la redacción y a la presentación de experiencias que hagan más amena y explicativa cada entrada.

No marcarse objetivos

Cualquiera que sea tu ambición cuando abres un blog tiene una meta. Esta puede ser ir ganando lectores, acabar sacándose un dinero o incluso vivir de ello. En función de tu objetivo deberás dedicarle un tiempo determinado a distintas facetas que van de la mano de la expansión del blog.

Puntuación
[Total: 0 Promedio: 0 de 5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *