Cómo elaborar un Plan Social Media, paso a paso

Aunque cada vez son menos, todavía son muchas las empresas de todo tipo, tamaño y condición que abrieron en su momento perfiles en las redes sociales y que apenas los utilizan, considerando que estos de poco sirven, a pesar de lo que indican cada vez más estudios al respecto.

Contar con perfiles activos en las redes sociales y que estos sigan los pasos marcados en un Plan Social Media es ya capital si queremos que nuestra actividad en la red de redes se traduzca en un impulso para nuestros objetivos. De la misma manera, este nos ayudará a no ‘mear fuera del tiesto’ y dirigir cada mensaje en una dirección y con un sentido concreto.

Y es que trabajar en un Plan para las redes sociales nos ayudará, entre otras cosas, a mejorar nuestra imagen de marca, posicionarla, situar nuestras virtudes en el heterogéneo mercado online, acercarnos a nuestros clientes, aumentar nuestra cartera de ellos, acercar a nuestro target a nuestro producto desde nuestra web y traducir todo esto en una mejora de los resultados.

Cómo captar clientes a través de las redes sociales

Antes de todo debemos hacer lo que se denomina un DAFO en el que responder a preguntas tan delicadas como son las debilidades de nuestro proyecto, las amenazas de fuera, los puntos fuertes de nuestra idea y las oportunidades que se abren en el mercado a nuestro paso. Sin eso, nada de lo que hagamos podrá funcionar… a la perfección.

Tras este punto será el momento de definir con la mayor exactitud posible quién es nuestro público objetivo, cuál es su entorno, cuáles son sus necesidades, dónde se encuentran, cómo se comunican y cuáles son sus actuales hábitos de compra. Cuantos más datos tengamos de ellos, tales como la edad de nuestros clientes, su género, dónde se encuentran, cuál es su situación económica y cuáles son sus hobbys, más cerca estaremos de convertirnos en proveedores suyos.

Llega ya el momento más importante de todo nuestro plan y que pasa por definir cuáles son nuestros objetivos sirviéndonos de las redes sociales. El fin último está claro, vender más, pero para conseguirlo existen muchos y distintos caminos. Quizás algunos de ellos pasen por elaborar contenido viral, por promocionar determinados artículos, por reforzar nuestra imagen de marca, por aumentar nuestros seguidores en cada red sociales y por establecer un canal de comunicación más cercano y directo a modo de atención al cliente.

Una vez los tengamos en negro sobre blanco será el momento de iniciar las acciones oportunas y las estrategias marcadas para conseguirlo. Para ello deberemos elegir a nuestro equipo, formarlo, marcarle el camino, ponerle una línea directa para asesorar en caso de necesidad o crisis y, por supuesto, dotarlo de las herramientas necesarias para que puedan hacer el trabajo marcado. De la misma forma será necesario monitorizar cada acción y recoger los resultados detallados de cada impacto para así afinar al máximo en cada mensaje en las RR SS y, por ende, en la tarea de transformar cada propuesta en una venta.

Puntuación
[Total: 0 Promedio: 0 de 5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *