Técnicas más habituales del Black Hat SEO

La inmersión de cada vez más proyectos al mundo digital está provocando que cada vez sean más complejas las estrategias empresariales para posicionar lo más arriba posible cada portal web en los principales motores de búsqueda.

Un hecho que ha provocado que, a menudo, muchas organizaciones con intereses en la esfera online donde libran una cruenta batalla con la competencia caigan en el uso de técnicas que garantizan resultados a corto plazo pero que se de ser descubiertas por los buscadores pueden penalizar de manera ostensible nuestro posicionamiento web.

Estos engaños, tales como la ocultación de textos, la inserción de excesivas palabras clave, la creación de contenido duplicado o hecho por robots o el uso de enlaces de manera indiscriminada en busca de posicionar de la mejor manera posible una página web se conocen como Black Hat SEO.

En este post vamos a tratar de ver cuáles son las principales técnicas con las que los usuarios del Black Hat SEO tratan de engañar a los buscadores desarrollando brevemente en qué consiste cada una de ellas:

Las técnicas fraudulentas del Black Hat SEO

Contenido encubierto: Se trata de ofrecer un contenido a los motores de búsqueda distinto al que los usuarios verán cuando entren a la página web.

Exceso en la redacción de palabras clave: Los textos redactados con el único ánimo de informar sobre algo a una comunidad son naturales. Por contra, aquellos en los que se abusa de una palabra o grupos de palabras con el fin de posicionar el post a través de las búsquedas de esa keyword están adulterados y por lo tanto deben ser penalizados.

Mala reelaboración de contenidos. El hecho de tomar como partida un texto para elaborar uno nuevo con el que no guarde mayor similitud que el tema a tratar no es malo. Eso sí, cuando este se copia, en su totalidad o en incluso en un párrafo de manera íntegra por la posición y el contexto de determinadas palabras clave, Google lo considera sospechoso penalizándolo.

Contenidos robóticos: Aquellos contenidos que elaboran sistemas inteligentes a partir de palabras clave y otros textos que existen en la esfera digital. Estos se suelen publicar con la única intención de posicionar un proyecto a través de una palabra web que se machaca constantemente sin ton ni son. Lo que, de nuevo, se considera una infracción.

Exceso de enlaces: Da igual si son follow o no follow. Si en cada uno de nuestros textos utilizamos enlaces de manera indiscriminada a otros proyectos, los intercambiamos con un fin comercial de manera reiterada o se aprecia que este se ha colocado porque sí sin que guarde ninguna relación con nuestro texto lejos de sumar restará y mucho.

Además de estas técnicas hay otras muchas formas más de engañar, o más bien intentarlo, a los principales motores de búsqueda. Lo que a corto plazo puede funcionar a largo difícilmente lo habrá. No apostar por el SEO y hacerlo para recortar tiempos y hallar resultados lo antes posible por el Black Hat SEO es pan para hoy y hambre para mañana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *