SEO: Cómo sacar el máximo provecho a WordPress

El número de páginas web que se sirven de WordPress no deja de aumentar. Las razones por las que distintos tipos de proyectos eligen esta plataforma son varias. Desde su sencilla interfaz, hasta razones estéticas, pasando por sus constantes actualizaciones o la ayuda que brinda la notoria comunidad de WP son algunas de las más potentes.

Uno de los puntos considerados como débiles por parte de algunos desarrolladores tenía que ver con la dificultad de algunos de sus proyectos para posicionarse en los buscadores. Sin embargo, parece ya demostrado que esto tiene más que ver con la manera en la que nos servimos de las opciones de WordPress que con un problema estructural.

Es por eso por lo que en este post vamos a echar un vistazo a aquellos errores que algunos usuarios de WordPress cometen y que les penalizan en Google, así como qué podemos hacer para sacar el máximo jugo en relación al posicionamiento web de la mano de WordPress.

Plantilla

A pesar de lo que muchos creen, considerando la plantilla como algo simplemente estético, es uno de los factores que más nos pueden ayudar a la hora de conseguir un buen rendimiento SEO on-page. A la hora de decir por qué plantilla apostamos es capital analizar su código demo. Solo así podemos poder certificar que tanto los elementos como las title tags se están utilizando de manera provechosa. Este análisis también nos ofrecerá información sobre si se está abusando o no del java y, por ende, de si el sample se acoge o no a los estándares de Google.

Plugins

Para mucho el punto más potente de WordPress en relación a sus competidores. Sirviéndonos de algunos de sus cientes de plugins podemos solventar prácticamente cualquier circunstancia ante la que nos encontremos. Si bien estos pueden resultar de lo más útiles, si no son bien utilizados pueden llegar a perjudicar nuestro trabajo SEO.

Servirse de plugins potentes para solventar problemas nimios, tener overbooking de estos o no comprobar cómo están funcionando con regularidad puede acabar saliendo caro en términos de posicionamiento web. Y es que muchos pueden injerir en duplicidades de código, generar conflictos entre funcionalidades o incrementar notablemente el peso de la web aumentando así el tiempo de carga de la misma.

En resumen, se trata de utilizar solo aquellos necesarios, siempre que no choquen con otros y chequear el peso de estos para que cualquier acción SEO pueda desarrollarse en su plenitud y sin cortapisas.

Controlar qué indexamos

Cuando ya tenemos claro que no hay conflictos de rendimiento, es el momento de analizar si la lectura que está haciendo Google de nuestro sitio es la deseada. En busca de sacar el máximo partido a nuestro trabajo en WordPress debemos hacer un buen uso del famoso robots.txt. Solo así podemos controlar qué archivos indexamos desechando posible contenido duplicado o contenido indeseado.

Se trata, pues, en definitiva de estudiar qué plantilla y por qué la escogemos, analizarla, saber que existen plugins poco pesados y certeros y otros que nos pueden penalizar en el caso de instalarlos, revisar que todos funcionen correctamente una vez implementados y de controlar la indexación de nuestra web a través de las facilidades que ofrece WordPress.

Puntuación
[Total: 0 Promedio: 0 de 5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *