México, la nueva capital mundial del trasplante de pelo

No hay ninguna duda. La maquinaria ya se ha activado para convertir a México en la próxima Turquía o, al menos, para hacer que esta se convierta en la nueva Turquía del continente americano.

Basta con echar un vistazo a la cantidad de dólares que se están moviendo desde grandes capilares mexicanos y estadounidenses para promover a México en general y a Ciudad de México en concreto como la nueva Meca del microinjerto capilar.

Anuncios en páginas especializadas, publicaciones en revistas médicas, post en redes sociales, apariciones en los medios de comunicación tradicionales… todo vale para que todo el mundo se entere de que la nueva hornada de especialistas en injerto capilar están en México y de que la mejor relación calidad-precio también se encuentra en CDMX.

Una de las empresas líder en éste tipo de tratamientos en México es Capilclinic, con sedes tanto en Europa como en América.

Por qué México se va a convertir en la capital americana del trasplante capilar

Una serie de comunicaciones publicitarias que se asientan bajo los conceptos: “paquetes de viaje + alojamiento en México para trasplante capilar’ a precios la mitad de económicos de lo que suelen costar los que se llevan a cabo en Estados Unidos, ‘microinjertos capilares a través de la técnica FUE’ destacando la presencia de lo último en tecnología en los centros especializados que están desembarcando en el país azteca y todo tipo de mensajes que aluden a la garantía de que los resultados que ofrecen son de por vida.

Sin duda, todo un caso de estudio para los estudiosos de la publicidad que revela a las claras cómo se construye un mensaje publicitario de masas, cómo se genera un ruido del que nadie puede escapar y que pone de manifiesto cómo, cuando hay inversión y buenos profesionales detrás de una idea, la publicidad es la mejor arma ofreciendo resultados instantáneos y que perduran en el subconsciente colectivo que permitirán lanzar campañas secundarias que asienten los primeros mensajes lanzados a discreción.

Esa es la razón por la que en los próximos meses, tras varios dedicados en exclusiva a convertir a México en la nueva capital del injerto capilar, cabe esperar se comiencen a lanzar mensajes mucho más segmentados, apuntando a hombres de entre 30 y 50 años, de clase media, a los que les importa la imagen en general y el aspecto que les aporta su pelo en concreto, capaces de invertir en recuperar su melena perdida.

Una vez controlado el mercado interior, o en paralelo, cabrá esperar una expansión de este mensaje, tomando los resultados ofrecidos por las campañas internas, potenciando lo que mejor ha funcionado y modificando lo que menos, por todo el continente americano.

Algo que presumiblemente comience en el mercado estadounidense con sus vecinos del norte, para posteriormente apuntar a países como Chile, Argentina, Brasil, Colombia y el resto de territorios latinoamericanos. Como les comentamos, la maquinaria está en marcha, engrasada y a pleno rendimiento, por lo que parece no va a pasar mucho tiempo hasta que toda América vea a México como el lugar de los mejores y más baratos trasplantes capilares de todo el continente. Lo veremos muy pronto.

Puntuación
[Total: 0 Promedio: 0 de 5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *