El futuro de las redes sociales de citas

Solo Facebook cuenta con más de 1.000 millones de usuarios. Sumando los usuarios únicos del resto de grandes Apps como Instagram, Twitter o Youtube superan los 2.000 millones de usuarios únicos.

Tras las Social Media ‘major’ las que más usuarios únicos poseen son las principales apps de citas. Aplicaciones que están cambiando la forma de conocer a gente nueva y que todavía están en una fase de mejora incipiente, como vienen asegurando distintos encargados de desarrollo de las apps de ligue.

Uno de los grandes caballos de batalla a las que se enfrentan las redes sociales de citas es la dificultad para descubrir a aquellos usuarios peligrosos y a los que, sin saberlo, les facilitan un contacto de alguien que puede acabar siendo víctima de malas prácticas de estas personas.

Esa es la razón por la que cada vez más aplicaciones de ligue -siguiendo el camino macado por las de transporte privado- están incluyendo botones de aviso de emergencia para que, cuanto antes, se pueda poner fin a aquello que le está sucediendo a la parte afectada.

Una funcionalidad que todavía no se encuentra en muchas aplicaciones de ligue y que, en las que sí están integradas, todavía falta perfeccionar, ya que a menudo esos avisos llegan primero a la centralita de la aplicación para derivarla a la policía, y no directamente sobre el cuerpo de efectivos que debe acudir a esa llamada de emergencia.

Otra de las funcionalidades que algunas redes sociales de ligue más pequeñas están integrando es la revisión de los antecedentes penales de sus usuarios para darles de alta o denegarles la opción de acceder a la plataforma, en el caso de que se tengan dudas de cuáles pueden ser sus intenciones o su forma de proceder.

Un tema polémico, este de revisar los antecedentes de los usuarios, ya que muchos consideran no solo sirven para bloquear el acceso a nuevas víctimas a personas agresivas o con delitos sexuales, sino para hacer lo propio con sujetos que han cometido algún error en el pasado que ya han saldado con la justicia y que nada tiene que ver con su necesidad de conocer gente nueva.

Y es que el debate está servido en este sentido: ¿tiene derecho una aplicación a pedirme o investigar mis antecedentes?, ¿debe ser motivo de bloqueo la presencia de delitos menores o subsanados en la ficha policial de alguien?, ¿qué delitos se pueden tolerar y cuáles no? y por último ¿consideramos que es imposible la rehabilitación en prisión? porque de lo contrario, cualquier persona que queda en libertad tras cumplir su pena está libre de cargos y de cualquier acusación al respecto.

La seguridad, la principal preocupación de las redes sociales de ligar

Como ven, el futuro de las redes sociales de citas se antoja intenso y con mucho trabajo para hacer, ya no solo mejorando los algoritmos para emparejar a desconocidos, sino sobre todo poniendo filtros de seguridad para garantizar a los usuarios que no acaban en la casa de alguien peligroso. Veremos qué sucede.

Puntuación
[Total: 0 Promedio: 0 de 5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *