Los errores más repetidos por los bloggers primerizos I

Cada vez hay más bloggers y más buenos. Cuentan los datos sobre creación de blogs que, pese a la gran cantidad de oferta que hay en casi todos los sectores, la aparición de un nuevo blog en la red de redes se produce a cada segundo. De estos, no todos son primerizos, pero sí hay muchos nuevos valientes que se lanzan al apasionante mundo del blogging por primera vez siendo pasto de cometer los mismos errores que han llevado al fracaso a brillantes ideas.

Si quiere evitarlos, como los que han conseguido hacerse con un hueco del pastel que les permite vivir de ello, te recomendamos que tomes nota de los errores más habituales a la hora de montar un blog.

1- Muchos caen en el error de que, por ser un blog, este debe ser personal y por tanto hablar, de alguna manera, de ti. Si bien sí interesa tu punto de vista crítico sobre un tema que conoces y dominas, no debes olvidar que todo lo que expones en tu blog debe resultar de interés para el público masivo que objetivamente puede estar interesado en lo que prometes en la home. Los lectores tienen dudas que desean solventar y pocas ganas que les hables de tu empresa o tu jefe. Piensa en tus lectores, siempre.

2- Sé directo y no caigas en la redacción barroca, salvo que se trate de un repaso a textos literarios en profundidad. Si este no es tu caso, evitar redactar tratando de mantener la intriga a base de paja en los primeros párrafos. A diferencia de lo que ocurría hace diez años, los internautas se miran ya muy mucho dónde entrar y cuánto tiempo pasan en determinados portales. Aquí va un consejo. Si en los primeros 15 segundos no has logrado enganchar con tu texto es muy probable que pierdas a muchos lectores.

3- No escribas sin estructura y dale una vuelta a qué quieres contar, cómo y cómo vas a atraer antes de teclear la primera palabra. En primer lugar deberías empezar, una vez asegurado de que el tema es el que es, por buscar un título llamativo y acorde con el texto. Tras esto, un lead a la altura capaz de atraer a interesados en el tema de marras, después en cuál es el mejor orden para que se entienda el texto. Lo más importante arriba, ya que muchos de tus visitantes no llegarán al final.

4- Escribe como hablas. Salvo que estemos ante el blog de un escritor, debes sonar cercano y auténtico, y nada mata más la autenticidad que querer sonar categórico y pomposo en la redacción. Escribe de la misma manera que explicarías la historia a un amigo interesado en el tema. Piensa que este puede aburrirse rápido y que puedes llegar a entretenerle si lo cuentas de la mejor manera posible para captar su atención.

5- Que el SEO, a través de la longitud de tus textos, no suponga un lastre en la redacción. Imagino que habrás leído por ahí que los textos más largos son mejor posicionados en Google. Ese tipo de artimañas vetustas sólo se sostienen si a lo largo de textos con miles de palabras no decae el interés y la información. Si debes alargar para llegar a 500 palabras, mejor lo dejas antes y publicas con 400. Tus lectores, a quienes va esto, te lo agradecerán.

Puntuación
[Total: 0 Promedio: 0 de 5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *